Recetas

Martes, 02 de Septiembre de 2014
HOME
RECETAS
FACILES
SALUDABLES
ECONOMICAS
TORTAS
LOS MEJORES VIDEOS
  • Mezclar la leche tibia con la levadura fresca y la miel. Dejar crecer por unos 10 minutos, hasta que se haga una esponja.
    Mezclar la harina en un bowl con la sal.
    Hacer un hueco en el medio y volcar los huevos con el azúcar y las ralladuras.
    Mezclar los líquidos, incorporar la esponja de levadura y comenzar a integrar con la harina.
    Una vez que tenemos formada una masa, bajar a la mesada e incorporar la manteca a punto pomada de a poco.
    Amasar con movimientos soufflé hasta obtener una masa lisa que no se pega a la mesada.
    Armar un bollo con la masa y colocarlo sobre la mesada enharinada. Con el codo enharinado, hacer un hueco en el medio de la rosca. 

     

    PARA LA RELLENA:

    Cortar el círculo de la rosca, estirar un rectángulo, rellenar, unir bordes de manera longitudinal (unir con huevo). Volver a formar el círculo, dejar leudar con algún objeto circular en el centro para que no se cierre por 1 hora. Pincelar con huevo, cocer por 20 minutos al horno, retirarla, decorar con pastelera y cocer otros 20 mninutos. Finalmente, retirarla y decorar con el resto de los ingredientes a gusto.

     

    PARA LA COMÚN:
    Colocar la rosca en una placa (con una compotera enmantecada o lata en medio, si se quiere evitar q se cierre el hueco).
    Dejar leudar por 30 minutos y decorar con crema pastelera. Pintar el resto de la rosca con huevo y hornear a 180ºC por 20 a 30 minutos.
    Una vez fuera del horno pincelar con almíbar y decorar cerezas al marraschino, fruta abrillantada y con azúcar granulada.

  • Mezclar la leche tibia con la levadura fresca y la miel. Dejar crecer por unos 10 minutos, hasta que se haga una esponja.

    Mezclar la harina en un bowl con la sal.

    Hacer un hueco en el medio y volcar los huevos con el azúcar y las ralladuras.

    Mezclar los líquidos, incorporar la esponja de levadura y comenzar a integrar con la harina.

    Una vez que tenemos formada una masa, bajar a la mesada e incorporar la manteca a punto pomada de a poco.

    Amasar con movimientos soufflé hasta obtener una masa lisa que no se pega a la mesada.

    Armar un bollo con la masa y colocarlo sobre la mesada enharinada. Con el codo enharinado, hacer un hueco en el medio de la rosca. El hueco debe ser grande ya que, de lo contrario, en el leudado se cerraría.

    Colocar la rosca en una placa (con una compotera enmantecada en medio, si se quiere evitar q se cierre el hueco).

    Dejar leudar por 30 minutos y decorar con crema pastelera. Pintar el resto de la rosca con huevo y hornear a 180ºC por 20 a 30 minutos.

    Una vez fuera del horno pincelar con almíbar y decorar cerezas al marraschino, fruta abrillantada y con azúcar granulada.

  • Amasar en máquina por 10 minutos aproximadamente (la masa debe estar elástica) la harina, huevos, azúcar y base oleosa. Agregar la levadura fresca a los dos minutos aproximadamente junto con la esencia de vainilla, naranja y limón y el ron.

    Agregar leche en cantidad necesaria para lograr una masa elástica.

    Cortar el bollo en dos mitades iguales (salen dos roscas) y bollar.

    Estirar un rectángulo con base de harina en la mesada. Enrollar y unir los extremos logrando un círculo.

    Colocar en pizzera con desmoldante o manteca y dejar leudar por una hora, al doble. Pintar con huevo y dejar 15 minutos que el huevo se seque y colocar la pastelera y decorar.

    Llevar al horno a 165 grados por 30 minutos. Pintar con brillo repostero, aún caliente.

  • La Semana Santa es la conmemoración anual cristiana de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Y con motivo de esta celebración se acostumbra no comer carne.

    Dice la tradición que en los viernes de Cuaresma y los miércoles de ceniza se debe hacer ayuno.

    La celebración concluye el domingo, con la Pascua de Resurrección y donde nuevamente dice la tradición se puede volver a comer carne.

    De hecho, hay alimentos que son característicos y tradicionales del Domingo de Pascua, que poseen orígenes diversos:

    • Los huevos de Pascua:
    Para encontrar sus orígenes es preciso remontarse muchos siglos atrás cuando la iglesia católica prohibía comer huevos durante la Cuaresma. Los fieles los conservaban en sus despensas para que no se estropearan (los cocían y los cubrían con una fina capa de cera) para, una vez pasada la restricción, regalárselos a sus seres queridos el Domingo de Pascua.

    • El conejo de Pascua:
    El conejo de Pascua no es un invento moderno. Tiene su origen en las celebraciones anglo-sajonas pre-cristianas. El conejo, un animal muy fértil, era el símbolo terrenal de la diosa Eastre, a quien se le dedicaba el mes de abril.
    El conejo, como símbolo de Pascua, parece tener sus orígenes en Alemania donde es mencionado por primera vez en unos textos del siglo XVI. Los primeros conejos comestibles se fabricaron también en Alemania en el siglo XIX.

    • La rosca de Pascua:
    Al parecer la Rosca de Pascua nació en Italia, más precisamente en Bolonia, con el fin de complementar al ya tradicional huevo de pascua. Pasteleros de esas tierras crearon un simple pan leudado, cuya receta llevaba como base leche, huevos y harina. Dicho pan, endulzado y en forma circular de rosca o "nido", se decoraba en su interior con huevos duros.

    • Empanada gallega:
    Obedeciendo un mandato dietético para la Semana Santa que tiene casi 20 siglos, el consumo de pescado sube de manera desproporcionada en estas fechas. Debido a esto, la empanada gallega es una de las comidas tradicionales consumidas durante la semana santa.

1
¿Qué te gusta comer al aire libre?
Asado
Sándwich
Ensalada
Pizza
Empanada
Pancho
votar
¿Qué te gusta comer al aire libre?
Asado
Sándwich
Ensalada
Pizza
Empanada
Pancho
Gracias por votar!!
Solo se puede votar una vez al día!!